Un paseo por Steveston

Hacía tiempo que esperaba con ansia el día que pudiéramos ir a visitar Steveston y si has estado siguiendo Once Upon A Time entenderás porqué, ya que en tan sólo unas horas, sus calles se convierten en el escenario principal de la serie, dando lugar al encantador Storybrooke.

Aunque si es cierto que ir a visitar Granny’s Diner, la tienda de Mr. Gold y los lugares de rodaje era el motivo principal, tenía especial ilusión por hacer una escapada a este pueblo pesquero a 20 km de Downtown Vancouver y pasar el día disfrutando del Océano. Ya se sabe que aquí llueve día si día también, así que entre éso y el trabajo parecía que el día en que pudiéramos visitar Steveston no iba a llegar nunca.

Processed with VSCO with a6 preset

A ver, exceptuando algunas cosas “curiosas”, en mi opinión, el pueblo en sí no es muy bonito y tampoco tiene nada del otro mundo, pero es su historia, un paseo por el muelle y las preciosas puestas de sol lo que hacen que tenga un encanto especial para pasear y relajarse en un día soleado.

Para ir en coche desde el centro de Vancouver es muy sencillo y apenas tardamos 25 minutos en llegar, además no hay problemas de aparcamiento y las calles no principales no tienen parquímetro o restricciones de tiempo. El itinerario podéis encontrarlo en Google Maps pero básicamente es conducir todo recto en dirección Richmond y luego desviarse hasta Steveston. Para los que utilicéis car sharing; Evo y Car2Go no abarcan esa zona así que no podríais ir hasta allí utilizando este método pero en transporte público os plantáis en 1 hora cogiendo el Skytrain hasta Brighouse Station y enlazando allí con cualquiera de los autobuses 401, 402 o 407 hasta el pueblo.

En Moncton Street, la calle principal, es donde se concentran la mayoría de lugares que aparecen en OUAT y también en las escenas de algunas otras series como Bates Motel, Supernatural o Arrow. Si queréis, podéis comenzar el día de ruta pasando por el Tourism Richmond Visitor Centre, en esa misma calle, para coger algunos folletos de Steveston y el Once Upon A Time walking map. Está abierto los siete días de la semana con horarios variables (podéis verlos aquí). Este edificio, construido en 1905 para que fuera el primer banco de la comunidad, también alberga en el presente, además de la oficina de turismo, la oficina de correos y el museo, en el cual podréis disfrutar de una interesante exposición sobre la historia de Steveston, de cómo se instaló una gran comunidad japonesa y de la importancia de la pesca y lo que supuso la industria del salmón enlatado para el crecimiento del pueblo. Os lo recomiendo encarecidamente y si no, siempre podéis echar una ojeada a la exhibición que está colgada en The Virtual Museum of Canada bajo el nombre de “Steveston Recollections: History of a Village”.

Alrededor del Visitor Centre podréis encontrar todos los locales que aparecen en la serie. Algunos mantienen los nombres ficticios durante todo el año como la panadería pero otros son cambiados justo la noche antes del rodaje, como es el caso del cartel de Mr.Gold que se instala horas antes, The Cannery Café que se convierte en Granny’s Diner o una de las paredes pintadas que se puede ver idéntica en la serie pero con el nombre de Storybrooke. La torre del reloj es ficticia y producto de los efectos especiales, pero podemos ver el edificio y su cartel de Storybrooke free public library. Hasta hace un tiempo podías disfrutar de un rico helado en Any Given Sundae, la heladería que aparece en la cuarta y quinta temporada pero ya no es posible puesto que ahora el local es un centro de estética.

Al final de la calle se encuentra el Gulf of Georgia Cannery National Historic Site; una de las 45 fábricas de conservas que antiguamente se encontraban en la zona. Construida en 1894 para la producción de salmón enlatado y causante en parte, de que el pueblo fuera conocido como Salmonopolis hasta que la actividad fue en declive lentamente y cesó en los años 90. Podemos visitar la cadena de producción que se encuentra en su interior y una interesante exhibición sobre la pesca en la costa oeste cada día de 10 a 5 de la tarde; que por cierto, durante el año 2017 la admisión es gratuita por ser la celebración del 150º Aniversario de Canadá. Los vendedores locales también instalan el mercado algunos domingos alternos de 10 a 3 de la tarde durante los meses de noviembre a abril.

Decidimos pasar todo el día visitando y disfrutando del pueblo así que elegimos el restaurante Mega Sushi para ir a comer. No por nada en concreto, sino porque nos apetecia sushi y entre los locales que vimos en Foursquare, éste fue el que más nos convenció. Escogimos un Spicy combo y un Sashimi lunch set del menú que tenéis disponible en su página web, ambos llevaban porciones de Sockeye wild salmon y la relación cantidad-calidad-precio era adecuada. Un punto a favor y que suelo tener bastante en cuenta es que el té que nos sirvieron era Genmaicha y no es porque sea mi favorito pero si es cierto que hay una diferencia notoria en lo que a calidad se refiere entre los restaurantes que ofrecen genmaicha y los que ofrecen el típico y común té verde chino con jazmín.

De todas maneras tenéis muchas y variadas opciones para comer en el pueblo. Steveston Pizza Company, Hog Shack Cook House y Dave’s Fish & chips son algunos ejemplos que seguro que merece la pena probar.

Para bajar hasta Fisherman’s Wharf lo hicimos por la Nº1 Road, pasando por Heringers Meats a echar un vistazo al reloj, la báscula Toledo y un montón de chismes vintage y plantitas que tienen por la fachada. Por el camino hasta el muelle hay Starbucks, Blenz Coffee y Waves Coffee House por si os apetece tomar un té o un café a media tarde aunque si preferís algo dulce, en Timothy’s Frozen Yogurt tienen unos helados con bastantes buenas reviews por internet, eso sí, sólo se puede pagar en cash.

Pasear por el muelle fue el mejor momento del día. El olor a sal,  a mar, la brisa y el sol poniéndose en el horizonte, justo por detrás de los veleros. Hay muchos bancos para poder sentarse y pasar el rato y también algunos restaurantes para disfrutar de las vistas mientras cenas. Si continuáis por el muelle y os acercáis a las dársenas podréis comprar pescado, como merluza o salmón salvaje, a buen precio en los tenderetes que ponen algunos pescadores (también cash only).

Si os animáis a dar un paseo por Steveston espero que disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros y me despido hasta la siguiente entrada con una foto de la puesta de sol y Vancouver Island en el horizonte. Outstanding, Isn’t it? 

Anuncios

4 comentarios en “Un paseo por Steveston

  1. Fantástico!!!! No conozco las series que comentas ni el pueblo, pero leyendo el artículo te cogen ganas de conocerlo todo. Felicidades!!! Está muy bien escrito y explicado. Seguid disfrutando. Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s