RECOGIENDO MORAS POR STANLEY PARK Y ALGUNAS RECETAS SENCILLAS

dsc_0910a

Quien viva cerca de una zarzamora y pueda recoger sus moras cada año, para mí es realmente afortunado.

En Vancouver no faltan frutos rojos en los supermercados y en las fruterías de la calle, yo diría incluso que puedes encontrarlos durante todo el año. Por descontado, no te puedes perder las tiendecitas que hay en el mercado de Granville y que colocan toda clase de berries en sus lineales haciendo de los pasillos un espectáculo de colores morados y rojizos que se te hace la boca agua.

img_0713

La ciudad está llena de zarzamoras por todas partes, inclusive en algunas calles y uno de los mejores sitios para ir a recoger estos deliciosos frutos rojos sin duda es Stanley Park.

Poder ir a dar un paseo y recoger moras cuando están en su punto es uno de los mejores placeres que tiene el verano aquí. Es un contacto directo con la naturaleza en medio de la gran ciudad que me relaja, me entretiene y me brinda la oportunidad de tener en casa este fruto delicioso que te da un montón de alternativas para añadirlo en tus platos. En Barcelona es impensable tener a diez minutos de casa un bosque gigantesco lleno de zarzamoras, así que estas tardes fueron como volver veinte años atrás, a los veranos en el pueblo donde nacieron mis abuelos, donde me subía por la verja de un campo para recoger las moras que había al otro lado. ¡Hacía años que no las comía!

Si te gustan tanto como a mí, cógete un par de tuppers y prepárate para darte unos buenos pinchazos y volver a casa con moras para todo el invierno.

dsc_1166

Como os decía arriba, para mí es todo un placer poder salir a pasear por la tarde a Stanley Park. La temperatura en verano aquí es bastante agradable y son muy pocos los días de verdadero calor. Así que es genial ir a caminar un poco mientras recoges moras, para terminar la tarde con una preciosa puesta de sol en alguna de sus playas o miradores.

Al vivir en Beach Avenue suelo caminar por el paseo junto al océano desde mi casa hasta que me adentro en el parque, pasando por English Bay beach y Second Beach. Cuando llego a la piscina me dirijo a Stanley Park Drive y continuo caminando un poquito hasta que paso de largo la TeaHouse y el Hollow Tree, en este enlace tenéis el mapa de Stanley Park. En el comienzo de la carretera ya se empiezan a ver bastantes zarzamoras pero o los frutos todavía son pequeños o alguien ya los ha cogido antes. Vale la pena seguir caminando ya que más adelante es donde vais a poder llenar el tupper porque no todo el mundo suele llegar hasta allí, así que vais a encontrar más moras, más grandes y más maduras. El momento perfecto para su recolección es la segunda quincena de agosto y la primera de septiembre, cuando están en su punto y sólo de tocarlas caen en tu mano. La carretera está plagada y la pena es que no puedes coger todas las que quieres porque algunas son inalcanzables. Hay que tener cuidado con dónde pisamos y por dónde nos metemos que hay terraplén. No lo digo por experiencia pero casi, que yo con estas cosas me emociono y aveces no tengo límite. Estiro tanto el brazo para coger la mora que casi no lo estoy escribiendo hoy.

Pues bien. Y luego ¿qué hacemos con todas ellas? Después de lavarlas bien, la mayor parte las congelo y otras las como frescas en los siguientes días. Me encanta disfrutar en la cocina con los productos de temporada y que la ciudad en la que vivimos nos ofrece; por eso, durante este tiempo he estado haciendo algunas recetas fáciles de preparar que os dejo por aquí abajo y que ¡espero que os gusten!


CRUMBLE DE MANZANA, MORAS Y ARÁNDANOS CON CANELA

dsc_0938a

Necesitamos ·una manzana ·un puñado de moras ·un puñado de arándanos ·un par de cucharadas de azúcar blanco ·canela al gusto ·una masa de hojaldre refrigerada de unos 21 cm de diámetro / Para el crumble: ·4 cucharadas soperas de mantequilla fría ·3/4 de taza de harina ·1/4 de taza de azúcar moreno ·1 taza de copos de avena

Si los frutos rojos están congelados, los dejamos descongelar y cuando estén listos los ponemos en un bol con el azúcar blanco, lo removemos y lo dejamos macerar. Mientras tanto cortamos la manzana en cubitos pequeñitos, la mezclamos con los berries y añadimos la canela.

Para preparar el crumble, combinamos la harina con el azúcar moreno en un cuenco y agregamos la mantequilla fría. Lo mezclamos todo (lo mejor es hacerlo con las manos) hasta que se empiezan a formar las virutas. Añadimos los copos de avena y volvemos a mezclar.

Ponemos las frutas sobre la base de hojaldre y encima esparcimos el crumble. Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo hasta que la masa y el crumble estén doraditos.


SANDWICH DE QUESO CAMEMBERT CON MORAS Y ALBAHACA

dsc_1214a

Los quesos  quedan genial combinados con dulce. Y yo que soy una amante del queso, me zampo estos sandwiches en menos que canta un gallo. Rápido, sencillo y delicioso.

Necesitamos ·un puñado de moras ·hojas de albahaca fresca ·unas rebanadas de pan de molde (yo utilizo de cereales) ·queso camembert ·pechuga de pavo o jamón

En un bol aplastamos las moras con un tenedor y le añadimos las hojas de albahaca. Dejamos que macere unos cinco o diez minutos. Untamos esta pasta de moras solamente en una de las rebanadas, luego colocamos encima la pechuga de pavo, el queso y tostamos en la sartén por ambos lados. Podemos untar un poquito de mantequilla en el pan si queremos, por el lado que lo vayamos a tostar.


ENSALADA DE ESPINACAS, POLLO Y MANZANA CON VINAGRETA DE MÓDENA Y MORAS

 

dsc_1442a

A esta ensalada le podéis añadir lo que a vosotros os guste. Yo la hice con espinacas, pechuga de pollo a la plancha, queso camembert, manzana y pimiento amarillo. La vinagreta quedó estupenda combinada con esos ingredientes pero podéis prepararla con lo que más os apetezca.

Para la vinagreta necesitamos ·un puñado de moras ·una cucharadita de azúcar ·dos cucharadas de vinagre de módena ·aceite de oliva virgen extra

Ponemos las moras con el azúcar en un cuenco, las aplastamos un poco y dejamos que repose unos cinco minutos. Añadimos el vinagre de módena y dejamos macerar unos diez minutos. Pasamos la mezcla por un colador y vamos aplastando bien las moras mientras el jugo va cayendo en el cuenco. Cuando están bien aplastadas yo vuelvo a poner la pulpa de nuevo pero podéis preparar la vinagreta sólo con la crema oscura que hemos colado. Las proporciones para aliñar la ensalada son una cucharada de crema de moras por dos de aceite de oliva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s